Tag Archive: Reforma constitucional


A finales del 2009, cuando se discutían de forma insistente los aspectos que se modificarían en la nueva constitución, y a pesar de sentir una gran simpatía por los integrantes del movimiento, expresamos nuestra oposición y divergencia con la posición de aquellos que planteaban que  esa no era su constitución. También criticamos cuando se llegó a plantear la desobediencia civil a la constitución.

Debemos reconocer que nunca pensamos que llegaría el día en el que contaríamos al principal  promotor de esa constitución entre los que no la consideraban suya. Nunca nos imaginamos que llegaríamos a defender esa constitución, en defensa del imperio de la ley y de la institucionalidad, de quien hasta “padre” de la misma se ha proclamado.

Pero el día ha llegado.

En su discurso del viernes pasado, el presidente planteo una serie de ideas que mientras ponen en duda su capacidad jurídica, no dejan ninguna duda de su mala fe y de su convencimiento de la incapacidad de conceptualizar del pueblo Dominicano.

Nuestro presidente reconoce que la constitución prohíbe la “reelección consecutiva” en su artículo 124. Y no está de más tampoco señalar la redundancia, pues solo la “consecutiva” es “reelección”.  Pero lo trascendental es que el presidente decide divorciarse de la constitución al señalar  como “destacados juristas han argumentado que la misma no tendría aplicación (para él)…en razón de lo indicado…sobre la irretroactividad de la Ley…”

Es posible que esos “destacados juristas” desconozcan la jurisprudencia Dominicana en cuanto a este punto. Nuestra Suprema Corte de Justicia ya ha declarado “…que las normas constitucionales pueden tener efecto retroactivo y alterar o afectar situaciones jurídicas establecidas conforme a una legislación anterior…”. (Sentencia de Septiembre de 1995, BJ. 1018) También es posible que esos mismos juristas hayan sido quienes elevaron ese recurso perdidoso en su oportunidad.

Pero aun para quienes ignoren la jurisprudencia, la razón sería suficiente para descubrir la falacia. Si fuera cierto que el artículo 124 no le es aplicable al presidente Fernández, por motivo de no retroactividad de la constitución, entonces le aplicaría el artículo 49 de la constitución del 2004, en cuya virtud y ya habiendo sido electo a su segundo periodo consecutivo, no podría “…postularse jamás…”

El presidente luego propone “otro mecanismo” según el cual podría postularse, si el primer argumento “no fuera suficiente”: Por medio de un referendo consultivo o uno aprobatorio (Artículos 210 y 272) y es aquí donde el presidente realmente nos deja perplejos, pues parece que nadie le explicó al presidente, que inclusive lo cita en su discurso, que el referendo consultivo no puede tratar sobre esa materia (Art.210 numeral 1) y que el referendo aprobatorio es solo la parte final de una reforma constitucional especial y que previamente requiere del procedimiento de modificación constitucional reglamentario. (Entendiendo que el artículo 272 es la continuación en cuanto a la materia del articulo 271)

Quizás el presidente se haya dejado convencer de los argumentos melosos de sirvientes serviles que han llegado a plantear que “la constitución es inconstitucional” en cuanto limita “el legitimo derecho” del presidente a aspirar a ser elegido. Quizás sus lacayos también desconozcan el principio que establece que “la constitución no puede ser inconstitucional”. Principio que ha sido consignado también por jurisprudencia reciente, cuando en el 1995 nuestra Suprema Corte de Justicia declaró “…que las disposiciones de la Constitución no pueden ser contrarias a sí mismas…”  (Sentencia de Septiembre de 1995, BJ. 1018)

El presidente entiende que “…no existe nada de pecaminoso, ilegítimo o ilegal en intentar…” lo que todos miramos con repugnancia. La violación descarada de la constitución que el mismo promovió y que está llamado a respetar y defender. Debemos además agradecerle el gesto, porque no decidió repostularse no porque no pudiera (sic) sino porque “no le dio la gana”…

Al fin y al cabo, esa no es su constitución…

 

PLD: Glotón silente de conflictos nacionales…

El PLD ha sabido beneficiarse de los grandes conflictos y crisis nacionales.

En la crisis electoral del 1994, Leonel Fernández y el PLD , en componenda con el PRSC, manipularon la reforma constitucional, cerrandole el paso a  Peña Gomez y  ganando su primer acceso al gobierno.

Durante la desastrosa gred durante el gobierno de Hipólito Mejía. El PLD capitalizó  y politizo la misma  y se hizo con el poder .  Y la siguieron utilizando durante 4 años.  Se pasaron el periodo 2004 – 2008 completo culpando de todo lo ocurrido a la fatídica crisis del 2003. No hubo una sola situación ocurrida durante el segundo mandato de Leonel Fernández que no fuera el resultado directo o indirecto de la crisis “provocada por el PRD – PPH”.

Más recientemente, la crisis financiera mundial no representaba, a decir de los “expertos del PLD”, ninguna amenaza para nuestro país porque nuestra economía estaba “blindada”. Curiosamente pasamos de estar blindados a culpar de todo a la crisis financiera mundial, como si nuestra crisis interna no tuviera  principalmente un componente de mala administración , falta de prevision, inaccion,  y malgasto de los fondos públicos.

Finalmente, tan eficientes han sido, que hasta en  esta crisis en la que estamos sumidos también  se han benefici ado. La crisis es tan profunda que “el pueblo” “las masas” ,  “los marginados”, esos que son los mas en nuestro país, que son los que declaran la guerra a un gobierno y le tumban el pulso; están pasando por un momento tan difícil que todas sus energías están concentradas en “la búsqueda del moro perdido” .

Hasta de esta, una de las peores crisis que recordemos , el PLD se ha beneficiado.

fueteMuchos se preguntan, -pues hay que reconocer que es difícil verle el sentido- como es que después de que Leonel Fernández logró un acuerdo que le permitía llevar a cabo su reforma, consintió en que esta se “dañara” y llegáramos a donde hemos llegado…

Leonel Fernández es un gran estratega político. Justo es admitirlo.

Se nos quiso vender una “reforma modelo” con unas consultas y una cumbre -que no se respetaron-. La realidad es que el único objetivo de la reforma era lograr la reelección indefinida… todo lo demás era relleno… “allante y movimiento” dirían algunos…  

El cálculo era sencillo. Los votos del PLD+los votos del PRSC (Que con algo de “lubricación” se podrían “persuadir”) y algunos votos del PRD (Ver método de “persuasión”) y ¡Zas!: ¡Reforma constitucional!!

El problema se suscitó cuando los votos del PRD se complicaron y cuando un grupo de legisladores del PRSC se pasó al PRD la cosa adquirió matices críticos. Es ahí donde viene el pacto Leonel-Miguel.

Pero el pacto era solo una “solución” transitoria. Un “tente ahí” hasta “El retorno del líder” – en el 2016, cuando podría practicarse la reforma deseada. Esa era el plan. Es ahí cuando Leonel tiene la idea. ¿Por qué esperar? ¿Por qué no lograr una mayoría aplastante en el 2010 con la ayuda de unos 1700 millones de dólares del FMI y 1000 millones de dólares de bonos soberanos?

Solo queda un punto. ¿Como se garantizaría la ‘apertura’ de la población a una nueva reforma el año que viene? ¡Pues “dañando” la reforma actual! Incluyendo tantos errores, horrores y aberraciones que la población prácticamente la “reclamara”…El pueblo reclamaría su propia maldición sin proponérselo…no seria la primera vez…ya una vez reclamó al jefe…

 …y hay otros que nacen nalgas…

Desde que oímos de la llamada ‘desobediencia civil’ a la constitución CivilDisobediencedebemos admitir que nos quedó un mal sabor en la boca.

Simpatizamos vivamente con muchas de las personas que participan en la iniciativa. Apoyamos totalmente a esos jóvenes que han decidido involucrarse en el proceso político. Tenemos grandes amigos en el movimiento. Es por eso justamente que debemos poner algunas ideas en perspectiva.

Lo primero es que desde el punto de vista meramente objetivo, no puede hablarse de ‘desobediencia civil’ a una ley sustantiva. Solo las leyes adjetivas pueden ser propiamente objeto de ‘desobediencia civil’. La constitución es una declaración de principios. Eso y solo eso. Es la columna en base a la cual se moldean y se ajustan las leyes especificas o adjetivas, las cuales si pueden ser objeto de desobediencia civil. Para ‘desobedecer’ tiene que haber una orden. Y la constitución no da órdenes. Es por eso que tampoco plantea penas. Aclaración de orden.

La segunda objeción es con respecto a que el sistema democrático tiene sus procedimientos y sus formas. Estamos en desacuerdo con muchos de los puntos que se han aprobado en la reforma que se lleva a cabo. Pero la ‘desobediencia’ no es una de las formas legales de objetarlos. Nos explicamos: Nos desagrada en extremo el actual gobierno, pero no por eso apoyaríamos un golpe de Estado. La ‘desobediencia’ es una suerte de golpe de Estado.

El tercer y ultimo punto que deseamos recordar a nuestros amigos, es que el camino de la ‘desobediencia civil’ es un camino sumamente peligroso. Si nosotros entendemos lícito desconocer la constitución, una vez aprobada -producto de un proceso legal- y violando de paso la constitución misma y las leyes- ¿Qué nos diferencia de aquellos a los que tanto hemos combatido, precisamente por violar las leyes vigentes y la constitución?

No, amigos y hermanos. El Estado de derecho es frágil y depende de que todos –Gobierno y ciudadanos- respetemos las leyes y utilicemos los mecanismos legales y legítimos. La ‘desobediencia civil’ es un camino incorrecto, ilegal, ilegitimo, infructuoso, trunco y sumamente peligroso…

El aborto.

El aborto.

El aborto es la interrupción de un proceso. Es interrupción de la vida. Es el desarrollo imperfecto, es no llegar a ser funcional. Es una empresa fallida. Es producir algo particularmente imperfecto, extraordinario, monstruoso o abominable. Es frustración, es sufrimiento, es desesperanza. Siempre es fracaso…

Se hicieron unas “consultas populares” y luego una “cumbre”. La mayoría entendió que la constitución debería ser modificada por asamblea constituyente. La reforma se hizo por asamblea revisora…frustración…

La mayoría está en contra de la reelección. Se modifica la constitución vigente para crear un mecanismo de reciclaje continuo y reelección indefinida encubierta por un engañoso “periodo de descanso” fuera del poder…desilusión…

Las garantías obtenidas en una constitución anterior y que permitieron demandas en inconstitucionalidad y expusieron escándalos de corrupción se han perdido…desesperanza…

El derecho a disfrutar de nuestras playas se ha perdido en pos de un supuesto derecho de propiedad que nadie entiende, pues la constitución actual prohíbe la propiedad en las costas y playas…el empresariado glotón sonríe…perdió el pueblo…

¿Independencia del ministerio público? Bonita idea…rechazado…

 ¿Y que son los “derechos difusos y colectivos” que dizque se perdieron? Una nadería. Algunos ejemplos: 1.-Derecho a la conservación de nuestros valores culturales e identidad nacional (¿Haití?); 2.-Derecho a una administración pública honesta y transparente, (¡Sorpresa!); 3.-Derecho a acceso a las fuentes de agua, (¿Cementera?), a la competencia leal y a los derechos del consumidor… Una verdadera monstruosidad…

Se ha interrumpido un proceso de avance institucional iniciado en el 1994…Se ha impedido que órganos e instrumentos ya funcionales, como el recurso en inconstitucionalidad, sigan funcionando. No se ha logrado un producto progresista y reivindicativo.

Lo que tenemos es algo particularmente imperfecto, monstruoso, abominable…nos llena de frustración, de congoja y de desesperanza…

Si buscáramos una palabra que definiera adecuadamente nuestra situación sin duda podríamos decir que la reforma será un aborto…

A %d blogueros les gusta esto: