Category: Jurídico, Derecho Constitucional


A finales del 2009, cuando se discutían de forma insistente los aspectos que se modificarían en la nueva constitución, y a pesar de sentir una gran simpatía por los integrantes del movimiento, expresamos nuestra oposición y divergencia con la posición de aquellos que planteaban que  esa no era su constitución. También criticamos cuando se llegó a plantear la desobediencia civil a la constitución.

Debemos reconocer que nunca pensamos que llegaría el día en el que contaríamos al principal  promotor de esa constitución entre los que no la consideraban suya. Nunca nos imaginamos que llegaríamos a defender esa constitución, en defensa del imperio de la ley y de la institucionalidad, de quien hasta “padre” de la misma se ha proclamado.

Pero el día ha llegado.

En su discurso del viernes pasado, el presidente planteo una serie de ideas que mientras ponen en duda su capacidad jurídica, no dejan ninguna duda de su mala fe y de su convencimiento de la incapacidad de conceptualizar del pueblo Dominicano.

Nuestro presidente reconoce que la constitución prohíbe la “reelección consecutiva” en su artículo 124. Y no está de más tampoco señalar la redundancia, pues solo la “consecutiva” es “reelección”.  Pero lo trascendental es que el presidente decide divorciarse de la constitución al señalar  como “destacados juristas han argumentado que la misma no tendría aplicación (para él)…en razón de lo indicado…sobre la irretroactividad de la Ley…”

Es posible que esos “destacados juristas” desconozcan la jurisprudencia Dominicana en cuanto a este punto. Nuestra Suprema Corte de Justicia ya ha declarado “…que las normas constitucionales pueden tener efecto retroactivo y alterar o afectar situaciones jurídicas establecidas conforme a una legislación anterior…”. (Sentencia de Septiembre de 1995, BJ. 1018) También es posible que esos mismos juristas hayan sido quienes elevaron ese recurso perdidoso en su oportunidad.

Pero aun para quienes ignoren la jurisprudencia, la razón sería suficiente para descubrir la falacia. Si fuera cierto que el artículo 124 no le es aplicable al presidente Fernández, por motivo de no retroactividad de la constitución, entonces le aplicaría el artículo 49 de la constitución del 2004, en cuya virtud y ya habiendo sido electo a su segundo periodo consecutivo, no podría “…postularse jamás…”

El presidente luego propone “otro mecanismo” según el cual podría postularse, si el primer argumento “no fuera suficiente”: Por medio de un referendo consultivo o uno aprobatorio (Artículos 210 y 272) y es aquí donde el presidente realmente nos deja perplejos, pues parece que nadie le explicó al presidente, que inclusive lo cita en su discurso, que el referendo consultivo no puede tratar sobre esa materia (Art.210 numeral 1) y que el referendo aprobatorio es solo la parte final de una reforma constitucional especial y que previamente requiere del procedimiento de modificación constitucional reglamentario. (Entendiendo que el artículo 272 es la continuación en cuanto a la materia del articulo 271)

Quizás el presidente se haya dejado convencer de los argumentos melosos de sirvientes serviles que han llegado a plantear que “la constitución es inconstitucional” en cuanto limita “el legitimo derecho” del presidente a aspirar a ser elegido. Quizás sus lacayos también desconozcan el principio que establece que “la constitución no puede ser inconstitucional”. Principio que ha sido consignado también por jurisprudencia reciente, cuando en el 1995 nuestra Suprema Corte de Justicia declaró “…que las disposiciones de la Constitución no pueden ser contrarias a sí mismas…”  (Sentencia de Septiembre de 1995, BJ. 1018)

El presidente entiende que “…no existe nada de pecaminoso, ilegítimo o ilegal en intentar…” lo que todos miramos con repugnancia. La violación descarada de la constitución que el mismo promovió y que está llamado a respetar y defender. Debemos además agradecerle el gesto, porque no decidió repostularse no porque no pudiera (sic) sino porque “no le dio la gana”…

Al fin y al cabo, esa no es su constitución…

 

Justicia política

Uno de los más encendidos e insistentes debates en las últimas semanas ha sido sobre las condiciones para ser juez del tribunal constitucional.

Como a menudo sucede cuando un debate técnico se contamina políticamente ha sido difícil ver más allá de las posiciones políticas. Como siempre hemos entendido el derecho al margen de las pasiones, las preferencias y los deseos personales, entendimos pertinente explicar brevemente que es lo que dice (y lo que no dice) la constitución de la Republica sobre el tema.

Lo que se ha dicho es que la constitución establece, en su artículo 151, numeral 2, que la edad de retiro para los jueces de la Suprema Corte de Justicia es de 75 años. El artículo 187 de la misma constitución establece que las condiciones para ser juez del tribunal constitucional son las mismas que para ser juez de la Suprema Corte de Justicia. Está muy claro entonces que ningún juez con más de 75 años puede formar parte del Tribunal Constitucional ¿no?

La verdad es que no.

Las condiciones para formar parte de la Suprema Corte de Justicia están claramente definidas en el artículo 153 de la constitución y ninguna disposición en este articulo habla de edad de retiro.

El debate sobre la edad de retiro surge por lo que establece el artículo 151 que dice:

“…La edad de retiro obligatoria para los jueces de la Suprema Corte de Justicia es de setenta y cinco años…”

¿Debe aplicarse esta, como todas las demás disposiciones para los jueces de la SCJ a los jueces del TC?

Evidentemente que no. Solo las que tienen que ver con las condiciones para su nombramiento. Si así fuera entonces sus términos de ejercicio y sus funciones también serian los mismos. Es una innegable manipulación política.

La razón por la que los jueces de la Suprema Corte de Justicia tienen una edad de retiro obligatoria es que son nombrados de por vida. En el caso de los jueces del Tribunal Constitucional, nombrados por un término especifico de 9 años y sin posibilidad de reelección no es necesario establecer una edad de retiro. (Art. 187)

¿Qué necesidad hay de establecer una edad de retiro cuando existe un término definido y no hay posibilidad de reelección?

Ninguna.

Una de las piezas fundamentales de una nación es el respeto que los ciudadanos tienen por las leyes y normas que rigen el aparato social de la misma. Uno de los problemas fundamentales de nuestra nación es la falta de educadores con los niveles técnicos requeridos para transmitir conocimiento. Muchos carecen hasta de los niveles requeridos para entender los contenidos que están supuestos a enseñar.

Y a pesar del drama que significa tener a un maestro que no domine los contenidos que esta llamado a enseñar, hay algo que nos preocupa más aun. El maestro, más que transmisor de conocimiento, es formador. El maestro debe ser un ejemplo. Debe ser un modelo de acciones cívicas, de respeto a las normas, de comportamiento publico, de modales y de respeto a las leyes.

¿Qué puede esperar una nación de formadores delincuentes?

Quien viola la ley delinque y quien delinque de forma habitual es un delincuente. El ministro de educación es un delincuente.

En el caso de los estudiantes acusados de pasar las pruebas nacionales de forma fraudulenta, se condeno a todos los estudiantes que tuvieron un patrón de respuestas correctas e incorrectas. Era imposible saber quienes eran culpables y quienes inocentes. Este sistema garantizaba que por lo menos algunos inocentes fueran sancionados.

Esta medida era manifiestamente ilegal e inconstitucional. No se puede condenar sin que haya una acción punible que pueda ser individualizada y atribuible directamente al imputado. Pero  se prefirió sancionar a algunos inocentes antes que dejar escapar a los culpables. Cuando los tribunales fallaron en contra del ministerio de educación el ejemplo fue desacatar las sentencias de los tribunales.

Hace algún tiempo, cuando se reclamaba el 4% del PIB que la ley establece para educación, el ministro dijo que el ni sabría que hacer con todo ese dinero. El ministro parece creer que la ley es opcional (Y desconocer el concepto de renuncia)

Ya en los últimos días en un intento de divertir la atención del encendido debate sobre el 4% para la educación, el ministro anuncia un cambio curricular y de los textos, sin la sanción del consejo de educación. Una violación más a la ley. Ante el escándalo solo responde: Todo seguirá según lo planeado.

¿Puede avanzar un país  de formadores delincuentes?

Hace unos días el presidente de la Junta Central Electoral emitió unas sorpresivas declaraciones, con motivo de las denunciadas compras masivas de cedulas: “Yo creo que en este país no ha habido nunca compra de cedulas, no se ha sometido ni condenado a nadie por ese delito, que es penal…”

Es cierto que el derecho se trata más de lo que se puede probar en los tribunales que de lo que es la realidad. También es cierto, sin embargo, que la Junta Central Electoral es un tribunal político tanto o más que uno electoral y de derecho.

Declaraciones que rayan en la torpeza y la estupidez no transmiten la tranquilidad que se espera transmita un árbitro en un proceso. Si a eso agregamos las increíblemente inapropiadas declaraciones de que “el PRD se puede arrepentir de sus denuncias” nos queda un mal sabor en la boca…la imparcialidad de la Junta está comprometida…

La práctica de compra de cedulas es vieja, innegable, insistente y consuetudinaria…En el último proceso electoral se arrestaron a varias personas por compra de cedulas a las que se ocuparon cientos de cedulas. Si no hubo sometimientos ni condenas solo la Junta es responsable.

La Junta “ignora” que el gobierno abuse de los recursos del Estado… “suspende los programas sociales” a cinco días de las elecciones pero hace la suspensión efectiva al ultimo día de campaña… “Acepta la inhibición” de un juez que debió ser destituido sumariamente… “ignora” los reportajes, videos y testimonios que dan cuenta de lo que está sucediendo…

La Junta “ignora” los camiones del plan social, muchos de los cuales pasan por el mismo frente de su sede, los de la lotería, los de los comedores económicos, las cajas y los electrodomésticos, las papeletas y el descaro…

La población está hastiada del abuso. Si el descontento y la frustración se expresa en las urnas y se permite luego que se burle la voluntad popular por medio de un fraude burdo, de compra de conciencia y de funcionarios electorales y la Junta se cruza de brazos y lo permite podríamos finalmente llegar este Domingo a lo que muchos intentamos evitar…

Con cierta frecuencia nos encontramos refiriéndonos al peligroso camino que han ido tomando las cosas en nuestro país, sobre todo en los últimos años…un camino que a veces parece ser el de una dictadura…

Control mediático expresado por la compra de periodistas por medio de publicidad colocada en sus programas, canonjías y puestos públicos, la inversión vergonzante en publicidad, el control de los periódicos por medio de costosísimas y frecuentísimas publicaciones, los intentos por desacreditar, interferir las señales, aterrorizar a los patrocinadores y hasta atentar contra la vida de los periodistas adversos o independientes, la manipulación mediática, el control y adulteración de la información, el ocultamiento de información, la difusión de información falsa de forma deliberada, el  cierre de canales opuestos, la presión a los grupos empresariales por medio del uso coercitivo y cuasi terrorista de los órganos tributarios, la violenta represión policial a marchas y manifestaciones de protesta pacífica, la organización y retribución a facinerosos para que agredan a grupos que protestan pacíficamente, las ejecuciones extrajudiciales, el desacato a decisiones judiciales, las presiones al poder judicial, las sentencia- abortos que se han conseguido para apañar actos de corrupción, La ilegal intervención y espionaje telefónico de líderes de la oposición política, el culto a la personalidad, la violación consuetudinaria a la constitución y las leyes, el irrespeto al congreso, la prevaricación, el cohecho, el tráfico de influencias, el nepotismo, las afiliaciones con el crimen organizado, la institucionalización de la corruptela, el robo descarado y escandaloso…

Es así como debemos admitir con tristeza y consternación que no vamos camino a una dictadura. Ya estamos en una. ¿Benevolente? Quizás. Gran parte de las peores dictaduras comienzan de esa forma…incluyendo la más cruel que nuestro país ha vivido…

Hemos jugado mucho con cosas serias, hemos perdido mucho el tiempo, nos hemos divertido con iniciativas inútiles e infructíferas y hemos dejado pasar lo inadmisible…

Este 16 de mayo quizás haya oportunidad de un giro…no es cierto que no hayan opciones honorables. Las hay…

Los que se queden en casa y los que decidan anular su voto pueden tener una certeza: cuando el último haz de luz se extinga, cuando la noche termine por arroparnos y el temor se convierta en terror y la pereza se torne en lamento, cuando sea demasiado tarde, la desesperación nos colme y lloremos por lo perdido, podrán contar con ninguno…

Link a “Camino a la dictadura I”…

Hace algunas semanas la Junta Central Electoral rechazó la candidatura del general retirado Bernardo Santana Páez. Una vez conocida la noticia, el general retirado presentó un recurso de oposición que también fue rechazado.

Unos días después Santana Páez elevó un recurso de amparo que eventualmente le favoreció.

La Junta Central Electoral anunció que recurriría el fallo de amparo ante la Suprema Corte de Justicia. La pregunta parece ser: ¿Qué pasará?

La Suprema Corte de Justicia, sin lugar a dudas, fallara favoreciendo a la Junta Central Electoral. ¿Por qué? Por una serie de razones. A nuestro entender las principales son:

Argumento procedimental del amparo: El amparo no es un recurso admisible contra decisiones jurisdiccionales, es decir, contra decisiones emanadas de otros tribunales. La Junta Central Electoral es un órgano jurisdiccional en materia electoral y por lo tanto sus decisiones no son susceptibles de recurso de amparo.

Argumento procedimental electoral: Las decisiones tomadas por la Junta Central Electoral no son objeto de ningún recurso fuera del ámbito del mismo organismo. Se ha argumentado que en circunstancias especiales podrían ser revisadas por el tribunal supremo (O por el tribunal constitucional una vez sea formado) Sin embargo, la jurisprudencia ha sido constante en rechazar recursos contra decisiones del tribunal electoral.

Argumento de nulidad del recurso: Existe un legítimo cuestionamiento sobre el interés del recurso presentado por el general. La candidatura de Santana Páez fue presentada por la coalición      PLD-PRSC. Cuando se rechazó el recurso de oposición, los referidos partidos presentaron una candidata alternativa, implícitamente aceptando la decisión, efectivamente privando de interés y de hecho anulando las posteriores acciones de Santana Páez.

Es bueno aclarar que nunca se negó el derecho. Lo que se ha cuestionado es la oportunidad del reclamo del mismo.

La pregunta final es ¿Puede ejercerse un derecho en todo momento y aun sin consideraciones a los posibles daños a los derechos de la comunidad?

“Proteger” el derecho a “elegir y ser elegido” ampliaría peligrosamente el ámbito del recurso de amparo, violaría la independencia de la Junta Central Electoral y desconocería los derechos ya adquiridos por la nueva candidata inscrita.

“Proteger” el derecho a “elegir y ser elegido” aun después de cumplidos todos los plazos legales –necesarios para el proceso- solo vulneraría y comprometería la integridad del proceso electoral, creando un peligroso precedente.

 ¿Qué impediría posteriores inscripciones de última hora con el objetivo deliberado de abortar procesos electorales?

 Los derechos políticos y aun los derechos humanos fundamentales pueden ejercerse siempre que no atenten contra los derechos y el bienestar de la comunidad. Los derechos comunitarios tienen precedencia sobre los derechos individuales.

Hace unos días el presidente del senado de la república, en alusión al ya tristemente célebre barrilito, uso los términos “legal, legitimo y absolutamente transparente”…No es legal, no es legítimo y no es mínimamente transparente…

No es legal, porque violaba el artículo 100 de la constitución anterior y viola el 39 numeral 1 de la nueva constitución…

La transparencia consiste en entregar a una persona un cheque correspondiente a decenas de “beneficiarios” para que esa persona lo reparta directamente. Ya olvidamos el PEME, los miles de cedulas inventadas y otras cosas de las que no queremos acordarnos…

Pero lo que manifiestamente es el barrilito, es ilegítimo. Entendemos que quienes se dedican a lo más sucio de la política y a practicar consuetudinariamente el “todo vale” confundan lo legal, con lo políticamente conveniente y lo legitimo, conceptos diferentes y con frecuencia incompatibles.

Lo legítimo es siempre justo, lo justo es siempre legítimo. Lo legal no siempre es legítimo ni justo.

Un funcionario electo legal y legítimamente puede dejar de ser legítimo desde que pierde el apoyo de la mayoría de la población. No por eso deja de ser legal.

¿Es legítimo un funcionario electo por medio del abuso de los recursos del Estado? ¿Es legítimo un funcionario que viola la ley y la constitución que juró defender? ¿Es legítimo un funcionario que encubre crímenes contra el Estado? ¿Es legítimo un funcionario, aun electo legalmente, cuando incurre en prevaricación, soborno,  cohecho, presión, coacción, tráfico de influencias, manipulación clientelista, abuso de poder y otros actos reprochables?

¿Es legítimo que un funcionario legislativo, cuya función es gestionar leyes y fiscalizar a los demás poderes se dedique a “labores sociales”, por demás carentes de toda transparencia y propias del ejecutivo?

¿Es legitimo que un legislador se atreva a decir que aprobó un contrato sin leerlo? ¿Qué se dedique a repartir dadivas humillantes en los barrios en vez de legislar y fiscalizar?

Maldito el pueblo en el que todos quieren ser cabezas, en el que todos buscan el protagonismo, en el que todos buscan la ventaja y nadie se interesa por el bien común y por hacer el trabajo que les corresponde…

Maldito el pueblo esclavo, indolente, servil,…que rinde culto a lo foráneo y donde nadie se interesa por lo genuinamente legitimo…

fueteMuchos se preguntan, -pues hay que reconocer que es difícil verle el sentido- como es que después de que Leonel Fernández logró un acuerdo que le permitía llevar a cabo su reforma, consintió en que esta se “dañara” y llegáramos a donde hemos llegado…

Leonel Fernández es un gran estratega político. Justo es admitirlo.

Se nos quiso vender una “reforma modelo” con unas consultas y una cumbre -que no se respetaron-. La realidad es que el único objetivo de la reforma era lograr la reelección indefinida… todo lo demás era relleno… “allante y movimiento” dirían algunos…  

El cálculo era sencillo. Los votos del PLD+los votos del PRSC (Que con algo de “lubricación” se podrían “persuadir”) y algunos votos del PRD (Ver método de “persuasión”) y ¡Zas!: ¡Reforma constitucional!!

El problema se suscitó cuando los votos del PRD se complicaron y cuando un grupo de legisladores del PRSC se pasó al PRD la cosa adquirió matices críticos. Es ahí donde viene el pacto Leonel-Miguel.

Pero el pacto era solo una “solución” transitoria. Un “tente ahí” hasta “El retorno del líder” – en el 2016, cuando podría practicarse la reforma deseada. Esa era el plan. Es ahí cuando Leonel tiene la idea. ¿Por qué esperar? ¿Por qué no lograr una mayoría aplastante en el 2010 con la ayuda de unos 1700 millones de dólares del FMI y 1000 millones de dólares de bonos soberanos?

Solo queda un punto. ¿Como se garantizaría la ‘apertura’ de la población a una nueva reforma el año que viene? ¡Pues “dañando” la reforma actual! Incluyendo tantos errores, horrores y aberraciones que la población prácticamente la “reclamara”…El pueblo reclamaría su propia maldición sin proponérselo…no seria la primera vez…ya una vez reclamó al jefe…

 …y hay otros que nacen nalgas…

Desde que oímos de la llamada ‘desobediencia civil’ a la constitución CivilDisobediencedebemos admitir que nos quedó un mal sabor en la boca.

Simpatizamos vivamente con muchas de las personas que participan en la iniciativa. Apoyamos totalmente a esos jóvenes que han decidido involucrarse en el proceso político. Tenemos grandes amigos en el movimiento. Es por eso justamente que debemos poner algunas ideas en perspectiva.

Lo primero es que desde el punto de vista meramente objetivo, no puede hablarse de ‘desobediencia civil’ a una ley sustantiva. Solo las leyes adjetivas pueden ser propiamente objeto de ‘desobediencia civil’. La constitución es una declaración de principios. Eso y solo eso. Es la columna en base a la cual se moldean y se ajustan las leyes especificas o adjetivas, las cuales si pueden ser objeto de desobediencia civil. Para ‘desobedecer’ tiene que haber una orden. Y la constitución no da órdenes. Es por eso que tampoco plantea penas. Aclaración de orden.

La segunda objeción es con respecto a que el sistema democrático tiene sus procedimientos y sus formas. Estamos en desacuerdo con muchos de los puntos que se han aprobado en la reforma que se lleva a cabo. Pero la ‘desobediencia’ no es una de las formas legales de objetarlos. Nos explicamos: Nos desagrada en extremo el actual gobierno, pero no por eso apoyaríamos un golpe de Estado. La ‘desobediencia’ es una suerte de golpe de Estado.

El tercer y ultimo punto que deseamos recordar a nuestros amigos, es que el camino de la ‘desobediencia civil’ es un camino sumamente peligroso. Si nosotros entendemos lícito desconocer la constitución, una vez aprobada -producto de un proceso legal- y violando de paso la constitución misma y las leyes- ¿Qué nos diferencia de aquellos a los que tanto hemos combatido, precisamente por violar las leyes vigentes y la constitución?

No, amigos y hermanos. El Estado de derecho es frágil y depende de que todos –Gobierno y ciudadanos- respetemos las leyes y utilicemos los mecanismos legales y legítimos. La ‘desobediencia civil’ es un camino incorrecto, ilegal, ilegitimo, infructuoso, trunco y sumamente peligroso…

Hace un tiempo le preguntaba a un amigo si yo como ciudadano tenia algún medio para demandar del gobierno que hiciera su trabajo. En corto la respuesta fue: no. Y aunque es un poco más complejo que un simple no, la realidad es que la practica indicaba que no había mucho que como ciudadano pudiera hacer.

Bueno luego nos enteramos del caso Sun Land en el que algunos movimientos se quisieron constituir en parte civil contra el Estado Dominicano. Primero la Suprema dice que no fallaría el caso hasta pasadas las elecciones para no afectar a ninguna de las partes. Luego cuando finalmente fallan, dicen que el recurso es inadmisible por falta de una parte interesada.

Como sabiendo que era una soberana estupidez han quitado de la Constitución la posibilidad de que podamos demandar en inconstitucionalidad. Pero no es el único que nos han quitado, de más esta enumerar todos los derechos que nos han arrancado, no que pudiéramos ejercerlos abiertamente.

Parece que quieren asegurarse de que, como nunca hemos tenido derechos reales, ahora este constitucionalizado, que ahora simplemente no haya la posibilidad de que nadie tenga la osadía de pretender ser un ciudadano con derechos o siquiera parte de una democracia.

El aborto.

El aborto.

El aborto es la interrupción de un proceso. Es interrupción de la vida. Es el desarrollo imperfecto, es no llegar a ser funcional. Es una empresa fallida. Es producir algo particularmente imperfecto, extraordinario, monstruoso o abominable. Es frustración, es sufrimiento, es desesperanza. Siempre es fracaso…

Se hicieron unas “consultas populares” y luego una “cumbre”. La mayoría entendió que la constitución debería ser modificada por asamblea constituyente. La reforma se hizo por asamblea revisora…frustración…

La mayoría está en contra de la reelección. Se modifica la constitución vigente para crear un mecanismo de reciclaje continuo y reelección indefinida encubierta por un engañoso “periodo de descanso” fuera del poder…desilusión…

Las garantías obtenidas en una constitución anterior y que permitieron demandas en inconstitucionalidad y expusieron escándalos de corrupción se han perdido…desesperanza…

El derecho a disfrutar de nuestras playas se ha perdido en pos de un supuesto derecho de propiedad que nadie entiende, pues la constitución actual prohíbe la propiedad en las costas y playas…el empresariado glotón sonríe…perdió el pueblo…

¿Independencia del ministerio público? Bonita idea…rechazado…

 ¿Y que son los “derechos difusos y colectivos” que dizque se perdieron? Una nadería. Algunos ejemplos: 1.-Derecho a la conservación de nuestros valores culturales e identidad nacional (¿Haití?); 2.-Derecho a una administración pública honesta y transparente, (¡Sorpresa!); 3.-Derecho a acceso a las fuentes de agua, (¿Cementera?), a la competencia leal y a los derechos del consumidor… Una verdadera monstruosidad…

Se ha interrumpido un proceso de avance institucional iniciado en el 1994…Se ha impedido que órganos e instrumentos ya funcionales, como el recurso en inconstitucionalidad, sigan funcionando. No se ha logrado un producto progresista y reivindicativo.

Lo que tenemos es algo particularmente imperfecto, monstruoso, abominable…nos llena de frustración, de congoja y de desesperanza…

Si buscáramos una palabra que definiera adecuadamente nuestra situación sin duda podríamos decir que la reforma será un aborto…

Ya sabemos lo que pasó. El presidente tomó un préstamo sin autorización del congreso. El dinero se perdió, pues era para financiar unas obras que están paralizadas por falta de fondos, a pesar de que también estaban en el presupuesto….

Una persona es detenida por pilotear una avioneta sin plan de vuelo –traza- acción típica del narcotráfico…Se requisa la nave y se encuentran 600,000 dólares en efectivo. El caso toma un giro inesperado… ¡el piloto es hijo de un juez de la Suprema!… La fiscalía no presenta cargos y hasta se devuelve la avioneta…

La suprema retrasa el conocimiento de un caso ‘para no afectar políticamente a una parte en el proceso’ y eventualmente ‘evacua’ una sentencia que dice y no dice, que reconoce inconstitucionalidad pero rechaza otorgar calidad por ‘falta de interés’. (Algunos inocentes creen que los fondos públicos son interés de todos) Caso cerrado…

Pero hoy es viernes y queremos ‘botar el golpe’ y soñar un poco… Nos preguntamos ¿Qué habría pasado en una democracia?

El cuento comienza igual. El presidente toma un préstamo sin autorización del congreso y los fondos tienen un fin incierto…

El caso llega al conocimiento público y el congreso –de oficio- inicia una investigación profunda del caso. Se descubre que efectivamente se tomó un préstamo sin su autorización…

La cámara de diputados presenta una acusación contra el presidente de la republica según lo establece el artículo 26 de la constitución, con el voto unánime de sus miembros…

El senado recibe la acusación, conoce el caso y decide, de forma unánime, destituir al presidente de la republica por violación flagrante de la constitución, según el artículo 23 de la constitución. La asamblea nacional juramenta al vicepresidente, según el artículo 36 de la carta magna…

El procurador general de la republica ordena el arresto del presidente de la republica y del director de la oficina de ingenieros supervisores de obras del Estado y presenta cargos de desfalco -artículos 171 y 172 del código penal- ante la Suprema Corte de Justicia…

El caso es conocido de forma expedita, -el escándalo público es grave- y luego de estudiar un expediente cargado de pruebas contundentes, categóricas e irrefutables se emite la sentencia: 10 años de reclusión… pena máxima…

Pero eso habría sido en una democracia…

 

A %d blogueros les gusta esto: