Recientemente volví a enseñar y con todo el tiempo que había pasado desde la última vez se me habían olvidado algunas cosas. Todas las mañanas me toca cantar el Himno Nacional, sí, me toca cantar el Himno, pero ya no tiene el mismo significado.

Cada vez que veo a l@s nin@s entonarlo no puedo evitar pensar si, como yo cuando pequeño, no comprenden las palabras del mismo. ¿Entenderán ellos, lo que significa esa cuasi profecía del autor? “Ningún pueblo ser libre merece si es esclavo indolente y servil”

“si en su pecho la llama no crece, que templó el heroísmo viril”…escuchar esas palabras me hace sentir una impotencia, una vergüenza que nunca hasta ahora había sentido. Es que nos hemos constituido en una nación que no merece ser libre; hemos dejado que todo el mundo nos convierta en sus esclavos (desde el oficial de la AMET hasta impuestos internos), hemos decidido ser serviles ante los corruptos, hemos permitido que el delincuente, común y de cuello blanco, se adueñe del país…definitivamente la llama no crece…