Hace unos días el presidente de la Junta Central Electoral emitió unas sorpresivas declaraciones, con motivo de las denunciadas compras masivas de cedulas: “Yo creo que en este país no ha habido nunca compra de cedulas, no se ha sometido ni condenado a nadie por ese delito, que es penal…”

Es cierto que el derecho se trata más de lo que se puede probar en los tribunales que de lo que es la realidad. También es cierto, sin embargo, que la Junta Central Electoral es un tribunal político tanto o más que uno electoral y de derecho.

Declaraciones que rayan en la torpeza y la estupidez no transmiten la tranquilidad que se espera transmita un árbitro en un proceso. Si a eso agregamos las increíblemente inapropiadas declaraciones de que “el PRD se puede arrepentir de sus denuncias” nos queda un mal sabor en la boca…la imparcialidad de la Junta está comprometida…

La práctica de compra de cedulas es vieja, innegable, insistente y consuetudinaria…En el último proceso electoral se arrestaron a varias personas por compra de cedulas a las que se ocuparon cientos de cedulas. Si no hubo sometimientos ni condenas solo la Junta es responsable.

La Junta “ignora” que el gobierno abuse de los recursos del Estado… “suspende los programas sociales” a cinco días de las elecciones pero hace la suspensión efectiva al ultimo día de campaña… “Acepta la inhibición” de un juez que debió ser destituido sumariamente… “ignora” los reportajes, videos y testimonios que dan cuenta de lo que está sucediendo…

La Junta “ignora” los camiones del plan social, muchos de los cuales pasan por el mismo frente de su sede, los de la lotería, los de los comedores económicos, las cajas y los electrodomésticos, las papeletas y el descaro…

La población está hastiada del abuso. Si el descontento y la frustración se expresa en las urnas y se permite luego que se burle la voluntad popular por medio de un fraude burdo, de compra de conciencia y de funcionarios electorales y la Junta se cruza de brazos y lo permite podríamos finalmente llegar este Domingo a lo que muchos intentamos evitar…

Anuncios