sour-face“Los cuartos me anda juyendo” “la cosa ta dura” “la movida esta floja” “el negocito se me ta cayendo a pedazo”…Todas expresiones de una realidad. Somos testigos de que algunos estaban hablando “plumas de burro” cuando dijeron que nuestra economía estaba “blindada” contra los embates de la crisis.

Cada día son más los negocios cerrados (en días pasados camino hacia el cibao nos dimos cuenta del caso del parador de Villa González), los artículos de primera necesidad que suben de precio (según el pollero 26 en este mes), la cantidad de personas desempleadas (solo en Puerto Plata ya se habla de miles); otros tantos son los que se aventuraron en negocios que parecían promisorios y que solo les han dejado con las deudas.

La situación es tan precaria o peor que la situación durante la crisis bancaria durante el gobierno de Hipólito Mejía, con el agravante de que no se ve en el futuro cercano ninguna posibilidad de mejoría. Ojala el año nuevo traiga aires de bonanza o que por lo menos no empeoren las cosas.