Nuestro amadísimo presidente del la republica, en el curso de su brillante carrera política ha demostrado que si hay algo a lo que teme, a lo que tiene pánico, espanto, pavor, si hay algo que le sobresalta y que le provoca desasosiego, si hay algo que perturba su sueño es, sin lugar a dudas; la percepción publica, la opinión publica y su imagen.

Recordamos cuando en el 2000, antes de entregar el gobierno, prefirió consumir las reservas en dólares del Banco Central, aun a riesgo del mismo país, por no ajustar los precios de los combustibles y salir con la imagen del “presidente malo que subió la gasolina antes de salir”, a pesar de que muchos hayan quedado con la imagen del presidente irresponsable, populista y politiquero. Estadísticamente éramos menos, muchos menos…

Es Leonel Fernández también quien ha invertido miles de millones de pesos en lograr de los medios de comunicación se hagan parásitos del gobierno. El mismo que colocando una fortuna en anuncios publicitarios ha logrado hacer rémoras de programas de opinión, periodistas “reputados”, periódicos de difusión nacional y local y hasta comunicadores de la farándula. Es Leonel quien ha logrado manipular perversamente la opinión pública y quien ha tergiversado, desnaturalizado y politizado procesos judiciales que nunca debieron politizarse, como los casos de los fraudes bancarios. (Que muy a su pesar llegaron a un fin relativamente positivo)

Es Leonel quien ha logrado que la comunicación social, alias periodismo, fuera finalmente una “profesión rentable”…

Es necesario recordar todo esto (que es solo un brevísimo prologo…) para entender el pánico que debe haber generado a Leonel Fernández, nuestro amado presidente, leer los resultados de la ultima encuesta Gallup-Hoy, a la que personalmente no tenemos demasiado respeto, pero que tanto ha sido alabada por el PLD…

57.8% de la población cree que ahora hay mas corrupción que antes…
66.2% de la población cree que la corrupción esta aumentando…
47.6% de la población cree que ahora hay mas corrupción que cuando Hipólito…(frente a menos de 25% que cree lo contrario…)

El pánico fue tanto, tanto el estupor provocado, que nuestro amado líder olvido la carta del Papa, olvido el mensaje de la conferencia del Episcopado, olvido el mensaje de los ministros evangélicos y el mensaje de las siete palabras, olvido a las organizaciones sin fines de lucro y a los estudios internacionales, que nos colocan entre los mas corruptos, olvido las protestas populares en todas partes del país, olvido a Hotoniel Bonilla y sus imprudentes declaraciones, olvido las palabras del finado Miguel Cocco, olvido las palabras de Gutiérrez Feliz y las de Octavio Lister, olvido la frustración de Bidó Medina, olvido que tiene control casi absoluto de los medios…olvido todo eso y solo atino a decir:

“…Es una campaña mediática de la oposición…”

Entiéndanlo, por favor. No es fácil…