Hace unas semanas libramos una batalla contra el aborto durante los debates para la aprobación del articulo 30 de la nueva constitución.

A pesar de la presión mediática, que apoyo y apoya de forma abrumadora el aborto y que se encargo de satanizar a los grupos cristianos y principalmente católicos (Que representan mas del 90% de la población del país) por la campaña en defensa de la vida, la voluntad de la mayoría del pueblo y de nuestra cultura cristiana se impuso.

La realidad es que el articulo 30, que define la vida como empezando desde la concepción, no es la verdadera batalla. La batalla vendra luego con la discusión, pendiente aun, del codigo penal. De lo que se trata es que si ahora definimos la vida como empezando en la concepción, cualquier articulo que legalice el aborto luego será fácilmente anulable por inconstitucional. Ellos lo saben.

Ante la derrota demoledora en primera lectura, arreciaron la campaña. Después de la aprobación del articulo 30 ha hecho de todo. La presión en los medios ha seguido y los que “ahora dudan” ($$$) han aumentado. Aun las amenazas, antes veladas, hoy son descarnadas. Se propuso publicar la lista de los legisladores, (Mas de 80% de la matricula), para “que se supiera quienes eran y la pagaran en las elecciones congresionales del año entrante”.

La batalla por la aprobación de un articulo 30 pro-aborto ha comenzado y la el armagedon será la segunda lectura del articulo 30. Las amenazas y la presión increíblemente ahoga las voces de la mayoría del pueblo, de convicciones cristianas.

El día de hoy el Cardenal Lopez Rodriguez dejo claro que la Iglesia Católica enfrentara a quien sea en la defensa de la vida y aun mas, que las leyes inicuas son nulas, según dijo Santo Tomas de Aquino.

Hoy asumimos el llamado a las armas de la Iglesia y proponemos aun mas. Que nosotros, los ciudadanos cristianos, que constituimos mas del 90% de la población, tomemos en cuenta quienes son estos que intentan imponernos valores que nos son ajenos y que la amenaza que se ha hecho a los legisladores que han apoyado los valores de la Iglesia, la cumplamos nosotros contra los que se han declarado nuestros enemigos.

Tomaremos nota y el año que viene veremos cual amenaza pesa mas…