En los últimos días el tema ha sido el acuerdo entre Miguel Vargas y el presidente Fernández. Considerado ya como benéfico para la nación por unos, como una aberración por otros y algunos hasta como una “muestra de buena voluntad de parte del mandatario”. A mi entender quizás no mas que otra muestra del “tigueraje” del mandatario, que sabiendo que no tenia los votos para imponer su voluntad, ni el dinero para comprar a los insaciables –e inestables- reformistas, se decidió por lo seguro, aun aceptando algunas perdidas en el proceso.

En los últimos años la política económica del gobierno ha venido creando una bomba de tiempo. El abismo creado por el banco central con una política monetaria irresponsable y maniática bien pudiera explotar en el futuro cercano. Los movimientos del dólar en los últimos meses son preocupantes. Los creadores del mismo no querrán estar cerca cuando todo explote.

Este pacto saca a Leonel del panorama presidencial para las elecciones del 2012. Pocos querrían estar en los zapatos de aquel que le toque tener que sortear las consecuencias de las maniobras económicas de esta administración.

El PLD no es nuevo en esta estrategia. Ya lo hicieron una vez en el año 2000, con el entonces presidente Hipólito Mejía. Le dejaron el muerto a otro. Consumieron las reservas internacionales de forma irresponsable y antipatriótica. –“servir al partido”…-No tomaron las decisiones necesarias en relación a los precios de los combustibles y crearon una bomba que le explotó en la cara a Mejía.

Parecería que la estrategia es la misma, un empeoramiento inminente de la situación económica. Eventualmente dejar la papa caliente en las manos de Miguel Vargas en el 2012 (o de quien resultara electo) y volver, con una estrategia parecida a la aplicada en el 2004, en el 2016.

Desacreditar al gobierno que tome posesión en el 2012 en base a una campaña basada en un fracaso en la política económica del que el mismo Fernández ha causado. Enfrentar a un Hipólito Mejía en el 2016. Atentar contra el sistema financiero si es necesario. Ya se hizo una vez, ¿Por qué no de nuevo?

Un detalle puede estar escapándosele a Fernández… aun le faltan mas de 3 años de gobierno…

La desesperación del pueblo, expresada en las protestas en los pueblos. Los precios. La reducida actividad económica. La pasividad de las autoridades ante el narcotráfico, la corrupción y la situación de seguridad publica. Las pocas oportunidades para los jóvenes. El desempleo. Las elecciones congresionales de medio término. El autoritarismo del gobierno y la indolencia ante la situación y su inacción ante la crisis internacional que nos arropa pueden complicar el escenario…

Todo indica que las nuevas autoridades del PRD serán de las corrientes mas aguerrida y radicales. …

Un detalle…quizás no sea posible pasar la bomba a otro de nuevo…es posible que esta vez le explote en las manos al dueño…