¿Por qué será que los reivindican?

Cuando en el 1978 Joaquín Balaguer salio del poder era considerado una lacra. Después de una cuasi dictadura de 12 años y de unas elecciones en las que el pueblo se levanto y saco del poder a pesar del fraude, de la violencia y del miedo a un presidente que conculco los mas básicos derechos del pueblo, no faltaba mas…

Cuando en 1982 el PRD volvió a ganar las elecciones se veía claro que las posibilidades de que Balaguer volviera al poder eran nimias. Increíblemente, un mal gobierno, adobado con crisis económicas internacionales y luchas internas dentro del PRD, que apoyo en parte a los enemigos del PRD, lograron reivindicar a Balaguer y tuvimos que sufrir 10 años mas de balaguerismo.

Asombrosamente, los malos gobiernos del PRD y del PLD han logrado lo que nunca hubiéramos pensado. Que hoy en día, con Balaguer muerto hace tiempo, la gente añore los gobiernos represivos –pero con cierta seguridad- y corruptos –pero estables económicamente.

Parecería que los dominicanos somos especialistas en reivindicar a figuras indeseables de la política.

Cuando en el 2004 Hipólito Mejía salio del poder, luego de una manipulada y monstruosa campaña mediática parecía que había salido del poder el peor presidente de nuestra historia.

Hoy, a 5 años de la salida de Hipólito Mejía del poder resulta que:

Hipólito era un visionario que pensó en aumentar la producción por medio de invernaderos cuando nadie pensaba en eso. Que de haberse seguido su programa ahora estaríamos produciendo toneladas de alimentos y millones en divisas. El gobierno del PLD ha tenido que reconocerlo y reemprender el programa, con lamentables e innecesarios retrasos que resultaron ser políticos.
Hipólito fue un valiente, que enfrentando un fraude que tenia más de 14 años, metió presos a miembros de las familias más prominentes del país y salvo el sistema financiero que de otra forma habría colapsado. Los que criticaron el salvamento han tenido que esconder el rabo entre las piernas ante el ejemplo que dieron los Estados Unidos y los países de Europa al salvar todo género de instituciones por el riesgo sistémico que no hacerlo comportaba. Los que hablaron de otra cosa tuvieron que tragarse el orgullo y continuar los procesos penales.
Los procesos contra Eligió Jaquez, Cesar Sánchez y Víctor Céspedes eran políticos, por ser cercanos a Hipólito. Los tribunales han rechazado tales recursos infinidad de veces.
Los bonos soberanos no eran tan malos, pues los peledeísta ya han tomado más de ellos que Hipólito.
Las deudas y prestamos no eran malos, pues ya el PLD sobrepaso en mucho al PRD.
La recompra de las EDES no fue un error, pues el PLD acaba de comprar EDEESTE. Con el agravante de que Hipólito es mas coherente, pues el siempre critico el proceso mientras el PLD fue quien lo hizo. Lo cual indica una falta de certeza sobre el rumbo.

Si consideramos que Hipólito ha sido rehabilitado por la nueva constitución. No nos queda sino preguntarnos. ¿Es que Hipólito es tan bueno o es esta nuestra más reciente reivindicación de un líder político indeseable?