Muchas veces hemos discutido con amigos que entienden que el capitalismo “esta en sus estertores de muerte” porque entendemos que quienes dicen eso no conocen la naturaleza del capitalismo. En el mejor de los casos podríamos decir que quizás una variante radical del capitalismo, el neoliberalismo, se encuentra en problemas. Fíjense que ni siquiera hemos dicho que el neoliberalismo ha muerto, pues el capitalismo tiene una prodigiosa capacidad de reciclarse.

Lo que podemos prever es que pasara algo como esto: El capitalismo en lo inmediato y en los próximos años adoptara “un rostro más humano”. Habrá gran creación de empleo, dinamización de la economía, el sector inmobiliario se ira rehabilitando y como es el principal motor de la crisis, la crisis se ira superando. El capitalismo tomara una visión más social, aun cuando en el curso de los años subsiguientes, probablemente volverá a irse radicalizando, pues el capitalismo tiende a eso, a la concentración del capital y la radicalización de los medios.

Ya en Julio del 2008 nos referíamos a la crisis en los Estados Unidos y a las causas de la misma. En Septiembre del 2008 y ante el agravamiento de la crisis, hacíamos algunas sugerencias que entendíamos podrían ayudar a frenar el circulo vicioso degenerativo en el que parecía haber entrado la economía norteamericana, que paso arrastraba a la economía mundial.

En aquel entonces dudábamos que las instituciones financieras se tomaran esas medidas, pues reconocíamos que lo que se requería eran “…ajustes violentos a sus políticas y procedimientos…” Sin embargo también advertíamos, que la inercia provocaría el agravamiento de la crisis.

Hoy vemos que después de Septiembre la crisis empeoró y eso se debió precisamente a que todavía muchas de esas instituciones de resistían a reconocer la gravedad de la crisis y la necesidad de tomar medida heroicas. Los bancos siguieron su ritmo de ejecuciones hipotecarias y acumulando perdidas al hacerlo.

Las medidas que proponíamos en ese entonces eran: procedimientos abreviados, refinanciamientos a plazos más largos, extensiones, modificaciones de condiciones del préstamo, flexibilización y reducción de las condiciones y la reducción y congelamiento de las tasas.

Ya sabemos que al día de hoy y en coordinación con la autoridad de la vivienda (FHA) de los Estados Unidos muchas instituciones financieras están implementando un plan verdaderamente sorprendente para nosotros por lo radical y por lo similar a lo que propusimos.

Lo que se esta ofreciendo al día de hoy incluye incremento en los plazos, refinanciamiento de los pagos atrasados, reducción y congelamiento de las tasas de interés y en algunos casos inclusive el refinanciamiento a valor actual, aun en propiedades que han perdido cientos de miles de dólares en valor, lo cual significa miles de millones de dólares en costos.

Debemos reconocer hoy que cuando hicimos las recomendaciones y cuando pensamos que estas medidas no se implementarían cometimos el error que tanto criticamos en otros: subestimamos al capitalismo.

Estas medidas contribuirán a parar la hemorragia que ha azotado a la economía de los Estados Unidos y por consecuencia a las economías del mundo. A pesar de todo, el panorama comienza a aclarar.

El capitalismo se ríe en las caras de los que dudamos de su eficiencia…

.