La anterior cámara de cuentas fue desmembrada por una serie de actuaciones irresponsables, prevaricadoras y criminales, pero la actual no es menos que la anterior.

Muchos han dicho que la actual cámara de cuentas tuvo un problema grave desde su nacimiento, pues su nombramiento lo hizo el presidente de forma autoritaria y sin ningún tipo de consulta con nadie. El presidente mando sus ternas y la advertencia de que no admitiría dilaciones, dudas o cambios.

Es así como acabamos con una cámara de cuentas que a menos de tres meses en el cargo se declaro excluida de toda ley y con derecho a unos privilegios inéditos. Se declaro excluida del código laboral y del reglamento de la misma cámara de cuentas para asignarse un privilegio que violaba todo orden racional y legal. Se asignaron un salario 13 completo, aun cuando solo tenían menos de tres meses y el salario 13 se concibe como una doceava parte del salario por cada mes trabajado. También se inventaron un bono sin ningún tipo de justificación jurídica. Entendieron que la ley, al decir que los miembros titulares de la cámara de cuentas no tenían derecho a los beneficios que la ley le garantiza a los empleados comunes, lo que decía era que ellos podían cobrar lo que decidieran, cuando el espíritu de la ley es que una persona que gana mas de 200,000 pesos al mes no debe cobrar salario navideño.

Pero si la ley es ambigua en cuanto a los miembros titulares con lo que no es ambigua es con respecto a los empleados comunes a los que no les tocaría ningún porcentaje de salario navideño si el periodo de trabajo es menor a tres meses y de los cuales aun hoy hay una larga lista de empleados que cobraron un salario de navidad y un bono que no les correspondía.

Lo cómico es que mientras los jueces titulares “interpretaron” la ley pasmosamente a su favor, también interpretaron que los anteriores titulares, que habían trabajado nueve meses del año, no tenían derecho a cobrar ningún porcentaje de salario de navidad.

También es interesante recordar que muchos de los actuales titulares trabajaban en otras instituciones del Estado, en las que cobraron los porcentajes de salarios navideños que si les correspondían.

Alguien hablo del “gesto de grandeza” de los miembros de la cámara de cuentas por haber devuelto lo que no les correspondía luego de que la sociedad repudio en masa su falta y luego de que se hablara de juicio político y destitución.

¿Hasta donde llegaremos? ¿Tendremos que sufrirlo todo en este gobierno? ¿se acabo la vergüenza en este país?

.