En un ambiente frustrante como es el escenario político actual en la Republica Dominicana muchos jóvenes no saben como hacer oír su voz. Muchos son los que escuchamos hablar de radicalizarse y llevar la lucha a otros términos.

Con mucho dolor escuchamos estos comentarios y tratamos de templar esos ánimos. Pues no es posible dejar de reconocer que ellos tienen razón en sus planteamientos.

Cada vez mas se ve que un político, si es lo suficientemente corrupto y si esta decidido a llevar las cosas a los extremos puede salirse con la suya. Los ejemplos son patentes. Hemos visto a un secretario de Estado decir que decidió “violar la ley y pagar la multa”. Hemos visto a un presidente violar la constitución de forma olímpica y torcerle el pulso a una suprema corte de justicia de cobardes para salirse con la suya. Hemos visto fortunas fabulosas formarse en cuestión de meses y años, no de trabajo, sino de corrupción absoluta.

Querríamos decirle a esta generación que se tirara a la calle y que retomara los métodos que otra generación ya utilizo.

Pero ya perdimos una generación valiosa y nuestro país no ha mejorado. Los países no avanzan perdiendo a sus mejores líderes.

Es por eso que nuestra recomendación a los jóvenes es esta: Intégrense a la política. Jóvenes valiosos y de valores: Intégrense a la política. Ingresen en los principales partidos políticos, pues no hay esperanza fuera de esos partidos. El sistema de partidos políticos es muy fuerte aquí.

Solo integrándose puede operarse el cambio desde adentro de los partidos tradicionales. La integración de los buenos y la lucha contra los corruptos adentro es lo que eventualmente limpiara nuestra política.

Recuerden el dicho de Edmund Burke: “Todo lo que hace falta para que triunfe el mal es que los hombres de bien no hagan nada”

.