Ayer asesinaron a la Mayor Paula Mercedes, directora de asuntos internos de la Autoridad Metropolitana de transporte (AMET) La mayor Mercedes no era solo la encargada del delicado departamento de asuntos internos, también era la mano derecha del director de la AMET, General Bencosme Candelier, anterior director de investigaciones criminales y quien como uno de los mejores investigadores con que cuenta el país, se vio involucrado en algunos de los casos mas delicados que se han manejado.

Hoy comenzamos a oír versiones de que “las investigaciones apuntan a un delito de la delincuencia común”, también escuchamos que probablemente la Mayor llegó al “lugar equivocado en el momento equivocado”. No podemos dejar de preguntarnos: ¿Cuál era ese lugar equivocado en el momento equivocado? ¿Un punto de droga? ¿Un prostíbulo o algún otro lugar oscuro? El lugar era su casa.

¿Ha llegado la incapacidad del gobierno de proveer seguridad publica al punto de que un alto oficial de un departamento esencial de la policía no puede llegar a su casa porque ese puede ser “el lugar equivocado en el momento equivocado”?

Perdónennos, pero ¡Carajo! ¡Que bajo hemos caído!

Anuncios