A pesar de que muchos, sobre todo demócratas, plantean que las elecciones no se habrán ganado hasta que ya estén en la Casa Blanca, y hacen bien, la realidad, a nuestro entender, es que las cosas ya están definidas.

Muchos detalles nos indican que ese es el caso. Sarah Palin, candidata vicepresidencial ya ha sido definida por miembros del equipo mismo de McCain, como una “diva” que solo piensa en ella misma. Las riñas internas y el hecho de que se estén haciendo públicas dice mucho.

La campaña que ya se ha comenzado en varios estados, en la que se insta a los votantes a no “otorgar un cheque en blanco a Obama”, refiriéndose a la posibilidad de que Obama gane no solo la presidencia, sino también el numero de senadores necesario para no ser bloqueado en sus propuestas, dice que ya el partido republicano ha comenzado el “modo de supervivencia” y solo esta tratando de que las perdidas, que todos saben que ocurrirán, sean lo menos dolorosas y profundas posibles.

Pero la pregunta es. ¿Qué ocurrirá el 4 de noviembre? Si John McCain pierde Pensilvania, Ohio, Florida, Virginia y Carolina del Norte su derrota es inevitable. En todos esos estados Obama esta en la delantera en las encuestas y todos, con la excepción de Ohio, están en la costa este, Ohio esta cerca de la costa este. Lo que esto significa es que temprano, a eso de las 8-9 de la noche ya sabremos los resultados de las elecciones en esos estados.

Nuestra predicción es que antes de las 11 PM ya alguna cadena se habrá atrevido a proyectar a Obama ganador. Quizás antes.

Anuncios