El día de hoy tomamos un tema a petición de algunos de nuestros lectores y miembros.

Primero que todo debemos aclarar que no es nuestro objetivo “defender a Salvador Jorge Blanco” sino mas bien tratar de explicar el caso a algunos lectores jóvenes que no vivieron la época, que no conocen el caso y que no entienden como terminó y porque terminó como terminó.

También queremos aclarar que si bien es cierto que Salvador asumió el poder en medio con un liderazgo muy fuerte, y una victoria avasallante en las elecciones, no somos seguidores de el. No podíamos serlo tampoco. No somos tan viejos.

La realidad es que Jorge Blanco hizo un gobierno en el que se hicieron importantes reformas económicas estructurales y en el que se hicieron fundamentales obras de infraestructura vial, educativa y de salud.

Su gobierno también fue quizás el primero en el que se hablo de corrupción de forma generalizada y alarmante. Muchos personajes sombríos tuvieron un protagonismo inapropiado.

Hablando ya de forma específica del caso de Jorge Blanco podemos decir que a nuestro entender fue un caso sumamente viciado desde un principio. Fue un caso político desde su estructuración.

Jorge Blanco era el único líder político que amenazaba la permanencia en el poder de Balaguer. Balaguer sabia que volver al poder le había costado 8 años (1978-1986) y que solo se había rehabilitado por la crisis económica que abatía al país a la sazón. Sabia que como la crisis era en parte consecuencia de la crisis de los 80’s Jorge Blanco podría fácilmente volver a disputarle el poder, quizás de forma exitosa, en cuatro años.

Lo primero es que quien inicia el proceso, con una figura jurídica desconocida “demanda-querella” es un enemigo personal de Jorge Blanco (Y al dia de hoy difamador convicto) : Marino Vinicio Castillo. Primer vicio, pues en todo caso eso era atribución del ministerio publico. Pero no solo es el quien inicia el proceso, también se le permite a el que sea quien interrogue de forma personal a los implicados, segundo vicio. El juez del caso, Juan María Severino, era un ex-policía que además era también enemigo personal de Jorge Blanco.

La barra de la defensa de Jorge Blanco recuso a este juez por estos motivos. El juez no solo no se inhibió, sino que se quedo allí, a sabiendas de que no era correcto. Tercer vicio. A esto se agrega el rechazo de todos los recursos, pues en aquel entonces la justicia estaba en manos de Balaguer. La justicia en manos de Contin Aybar trae macabros recuerdos. Cuarto vicio.

En estas circunstancias Jorge Blanco no hizo el más digno de los papeles. Dejo que se juzgara a sus funcionarios y luego, presentando unos problemas de salud que muchos dudaron a la sazón, salio del país. Algunos de sus funcionarios se dieron a la fuga y el PRD, no defendiéndolo, contribuyo a su propio debilitamiento, asegurando una oposición de 14 años.

Cuando finalmente volvió al país, Jorge Blanco sufrió la continuación de la persecución y finalmente fue condenado a 20 años. Una sentencia preparada en una oficina de abogados fue leída por un juez que se durmió durante los interrogatorios. Algunos juristas opinan que el la estrategia jurídica debió ser asumir todas las responsabilidades, liberando a sus funcionarios y escudarse en sus atribuciones constitucionales para hacer y tomar las decisiones que se cuestionaban (El caso era supuestamente por sobrevaluación en algunas compras)

El caso no murió sino que siguió el proceso normal, apelación y casación. Fue la suprema corte de justicia de Subero Isa la que finalmente conoció de la casación del caso. No es la suprema de Subero una suprema corte perfecta, pero esta a años luz de lo que fue la suprema corte anterior. La suprema finalmente anulo el caso por violaciones flagrantes y groseras al debido proceso.

El mismo Balaguer admitió en sus últimos años que lamentaba el caso de Salvador Jorge Blanco.

Jorge Blanco no fue un presidente perfecto, no aseguramos ni siquiera que haya sido uno bueno. De lo que si estamos convencidos es que su caso fue político, sucio y corrompido hasta los tuétanos.

Anuncios