Debemos reconocer que Jaime David Fernández Mirabal no es santo de nuestra devoción. Conocemos a Jaime David desde que se comporto con “disciplina partidaria” y acepto una candidatura senatorial que no había ganado. Desde ese entonces supimos el grado de vergüenza y de responsabilidad que tenia.

Recordamos también a Jaime David en sus actuaciones y declaraciones durante el primer gobierno del PLD y no podemos olvidar la desafortunada participación en el pasado proceso interno en el PLD. No podemos olvidar como conjuntamente con José Tomas Pérez, perdió lo poco que le quedaba de prestigio.

A pesar de todo eso, no podemos ni debemos dejar de admitir que en los pocos días que tiene al frente de una dependencia que tanto se resistió a aceptar, ha hecho un buen trabajo.

Recupero unos terrenos, -áreas verdes- alegremente vendidas por otro personaje triste de la política dominicana.

El día de ayer la Secretaria de Estado de Medio Ambiente recupero los ríos, cerró las granceras y militarizo el área. Es una medida excelente que nadie puede criticar.

Si la medida se mantiene, y de eso aun tenemos dudas, pues los granceros le han tumbado el pulso a más de un presidente. Pero si se mantiene, bien podríamos estar ante la primera medida positiva de este gobierno en su nuevo periodo, y quizás desde que asumieron el poder.

Esperemos…mientras tanto…buen trabajo Jaime David…