Ayer seguimos el tercer y ultimo debate presidencial en los Estados Unidos.

El senador John McCain necesitaba una victoria convincente y determinante. Las ultimas semanas han visto como la ventaja del senador Barack Obama se amplia y como hasta los llamados “Estados Rojos”, tradicionalmente republicanos, la ventaja de McCain se reduce notablemente. Ayer mismo se anunciaba como Virginia se proyectaba desde ahora como un Estado en el que ganarian los democratas. Eso a pesar de que Virginia no ha votado por un democrata para la presidencia en 44 años. Es tambien el caso de Montana, estado tradicionalmente republicano. En las ultimas encuestas Obama lideraba por 2%. Obama parece estar cumpliendo su promesa de cambiar el mapa electoral.

Mientras, volviendo al debate, McCain necesitaba una victoria convincente y a pesar de que todos opinan que fue su mejor debate, no fue suficiente. De hecho, esta fue su tercera derrota en igual numero de debates en esta campaña.

Una encuesta realizada despues del debate da unos numeros muy poco alentadores para McCain. 58% penso que Obama gano el debate. Solo 31% penso que McCain resulto ganador. La opinion favorable hacia Obama subio de un 63% a un 66% mientras la de McCain bajo de un 51% a un 49%. 59% penso que Obama haria un mejor trabajo con la economia. Solo 35% penso que McCain haria un mejor trabajo. 56% penso que Obama manejaria mejor los impuestos contra 41% que voto por McCain. 62% penso que Obama haria mejor trabajo en el sector salud contra 31% a favor de McCain.

66% penso que Obama expreso mas claramente sus ideas, contra 25% a favor de McCain. Obama tambien fue considerado mejor lider y mas simpatico. La mayoria penso que McCain se dedico mas a atacar y que lucio mas como el tipico politico.

Si las tendencias se mantienen, Obama debe ganar y debe ganar en grande. Quizas con mas de 350 delegados.