Acostumbrados a las cortinas de humo y a la manipulación tan perversa como habitual de los medios de comunicación y de la opinión publica debemos reconocer que nos ha tomado algo de tiempo hastiarnos del tema de la reforma y hacer algunas reflexiones.

A cualquiera que sea susceptible de la influencia que la manipulación de los medios, tan común en los gobiernos del PLD, tiene sobre la población, sin duda le parecería que realmente, basados en lo que hemos leído en los últimos meses, la reforma constitucional es verdaderamente urgente. Parecería que la única razón por la que el país no sale de su atraso es porque no se ha llevado a cabo la reforma.

Nos preguntamos
¿Resolverá la reforma los problemas de desigualdad social que agobia nuestra sociedad?
¿Resolverá la reforma el problema de inversión en el sector educación?
¿Con la reforma tendremos finalmente bachilleres de calidad?
¿Tendremos escuelas con baños limpios y profesores bien pagados?
¿La reforma obligara a la suprema corte de justicia a fallar el caso de la Sun Land?
¿Prevendrá que un gobierno destine recursos ilimitados a un proyecto sin planificación como el metro?
¿Significara que nadie morirá en un hospital por falta de materiales gastables y medicamentos básicos?
¿dejaran de parir las mujeres en los pisos de los hospitales?
¿Se invertirá el 4% del PIB en educación y el 4% del PIB en salud?
¿Dejaran los funcionarios de ganar mas de 300 veces del salario mínimo?
¿Dejaran los funcionarios la prepotencia y la corrupción generalizada?
¿Hará la reforma que los policías dejen de ejecutar delincuentes?
¿Generara la reforma los empleos que hacen falta?
¿Va la reforma a dar la seguridad social que necesitamos, para que los trabajadores tengan un retiro digno?
¿La reforma tapara los hoyos de las calles, y arreglara los semáforos y educara a los AMETS para que no sean abusadores?
¿Va la reforma a educar a los choferes de carros y guaguas publicas?
¿Resolverá la reforma los problemas del transporte público?
¿Tendrá la población una educación política y cívica por la reforma?

Se nos ocurren decenas de preguntas como estas, pero la que más nos agobia es esta:

¿Y aun si la reforma nos trajera todo eso, quien diablo nos garantiza que se cumpla la nueva constitución una vez aprobada?

.
Anuncios