Si este país se respetara…

En el día de ayer hablábamos de cómo una gran crisis económica como la gran depresión del 1929 terminó generando, entre otras cosas, una dictadura como la de Trujillo. No intentamos hacer un análisis más global pero la realidad es que países como Alemania tuvieron consecuencias similares. La crisis dio paso también a Hitler, que denunciando el tratado de Versalles se ganó un amplio apoyo de un pueblo que rechazaba el tratado de forma generalizada. Pero ese es otro tema.

Tratábamos de brevemente ilustrar como diversas acciones que se han hecho comunes en este gobierno, recrean una peligrosa tendencia en cuanto a respeto a las libertades públicas y derechos constitucionales.

No entendimos la necesidad de terminar una protesta pacifica de forma brutal. Golpeando y humillando a profesionales, que como los médicos, hacen reclamos legítimos y justos. Los arrastraron, los tiraron en vehículos como sacos y los tiraron en una celda de un destacamento en Naco.

No fue coincidencia. Fue algo fríamente planeado. Aprovecharon la hora a la que no quedaba ningún periodista. Hicieron fílmicas y tomaron fotos que después adulteraron y presentaron a los medios. Trataron de utilizar la reputación del director del periódico El Nacional para legitimar la deleznable acción.

En el día de ayer el periódico El Nacional protesto por las fotos adulteradas que fueron suministradas a los medios y que ellos publicaron. Imágenes en las que el presidente del CMD aparecía sin esposas. Luego aparecieron las imágenes originales en las que se le veía con las esposas.

En cualquier país civilizado del mundo, una acción de respuesta brutal a una protesta pacifica, agravada por el intento de manipulación a los medios, tendría como obligado resultado la renuncia del intendente de esa institución. En cualquier país civilizado el día de hoy estarían renunciando el secretario de salud publica, el de interior y policía y el jefe de la policía.

En cualquier país que se respete

.