Recientemente vimos con asombro y hasta con dolor el triste caso de Paya, Baní; el caso desató una serie de situaciones, denuncias e investigaciones, teniendo como uno de los principales protagonistas al Senador Wilton Guerrero; el senador había denunciado la complicidad en el asunto de las autoridades de la cuidad, todas estas denuncias llevaron a la designación de una comisión a cargo de una investigación que arrojó un informe que en el mejor de los casos fue mediocre y que algunos han calificado como una farsa para proteger a ciertas personas del medio.

El Procurador General de la Republica (El mismo a quien se había reportado esta situación por lo menos tres veces) ahora se ha sentido ofendido por las acusaciones del senador y ha recurrido a aquella vieja maña que tienen los políticos de este país: divertir la atención del verdadero asunto y enfocarla en algún aspecto de la vida de la persona que acusa que se entiende dudosa.

Haciendo uso de esta artimaña el fiscal ha salido a solicitar que el senador demuestre la procedencia de su fortuna y que explique la razón por la que un hijo del senador estuvo en la cárcel en los Estados Unidos. Cabe hacerse algunas preguntas entonces: ¿qué tiene que ver la procedencia de la fortuna del senador con la validez de las acusaciones contra el Procurador? ¿Que tiene que ver la vida del hijo con el contenido del reporte del caso de Paya? ¿Acaso se le puede pedir a un padre que responda por los actos de su hijo adulto? ¿En que medida la vida personal del senador valida la falta de seriedad y responsabilidad del procurador?

Lo que se ve es un procurador y un partido incomodo y paralizado ante unas denuncias con las que no sabe que hacer. Se hace una investigación porque no hay de otra. Se nota el enojo en hacerla y se busca cualquier excusa para abortarla.

¿Hasta cuando vamos a estar con el: yo soy malo pero tú también?

.
Nota: En este pleito, al igual que la mayoria de la poblacion debemos apoyar al senador que se esta jugando la vida haciendo una denuncia responsable y no al procurador que ignoro esas denuncias por años. Tambien sabemos que a diferencia de Guerrero, que tiene muchos años haciendo negocios licitos, del procurador no se conoce gran fortuna antes de llegar al gobierno.