En días recientes LADOM anunció que intimarían a Nuria y a Huchi para que estos se retractaran de sus declaraciones respecto del producto de esta compañía. De esta saga hay varias cosas que resultan interesantes y que son dignas de análisis:

La intimación es para que se retracten de la aseveración de que la compañía usa el suero de cerdo en la producción del desayuno escolar.

Sin embargo nos parece que los periodistas han hecho una acusación mucho más seria. El alegato más importante es que el producto no cumple con los requerimientos mínimos en términos nutricionales. Y estos ni siquiera son los criterios internacionales (Mucho más altos) sino los criterios reducidos de la propia Secretaría de Estado de Educación para el desayuno escolar de los estudiantes urbanos (En el caso de los estudiantes rurales los requerimientos son aún más altos)

Está entonces la insistencia y la arrogancia del gobierno y de la Secretaria de Estado de Educación. Después que ya el caso comenzaba a ser olvidado por la opinión publica, viene una inesperada y extraña rueda de prensa de la presidencia presentando “unas pruebas supuestamente a favor” del LADOM”. Pero lo que hacen es que desacreditan aun más a LADOM, pues aun en estas pruebas las “muestras” obtenidas de “escuelas en las que habían quedado” (Por meses) tampoco cuentan con los niveles nutricionales mínimos.

Claro que las famosas “muestras” son un fraude. Ya el director de una de las escuelas del interior en la que dicen haberlas buscado negó frente a las cámaras haber entregado dichas muestras. Es más, tenía las pruebas (El archivo) de que en ese mes no se sirvió leche, sino jugo. (Ese fue el mes posterior a las denuncias)

Las explicaciones según las cuales solo hay que cumplir con un 80% de las cantidades establecidas son completamente absurdas. Estos son valores mínimos por la tanto menos del 100% es inaceptable.

Tampoco se ha dado una explicación satisfactoria que explique por qué LADOM importa toneladas de suero de puerco. Nadie sabe que hace LADOM con todo ese suero de puerco, ni porque es el importador #1 del país de suero. Según entendemos LADOM solo produce leche.

Resulta risible que en un caso en el que lo que esta en juego es la salud y el bienestar de los niños de este país todavía se este tratando de justificar lo injustificable. La secretaria de educación, La Sra. Germán debían haberse pronunciado exigiendo un producto de calidad y no empeñarse en defender a una empresa privada a costa de los fondos del estado, llegando al punto de pagar anuncios de páginas completas en periódicos de circulación nacional apoyando, a través de las asociaciones de padres y amigos de la escuela, un desayuno que obviamente va en detrimento de la salud del estudiantado nacional.

El interés debería ser lograr los niveles de calidad mínimos y no andar queriendo amedrentar periodistas que sí están haciendo su trabajo. Está por verse hasta donde llegará LADOM y Germán en su afán de justificar el que hayan antepuesto los intereses propios a los de la nación.

Anuncios