El día de hoy queremos abordar ese “gran acuerdo” llamado Petro Caribe. Y lo queremos abordar porque se nos ha hablado tanto de ese acuerdo y de sus bondades que entendimos necesario aclarar algunos puntos sobre el mismo.

Lo primero es que Petro Caribe no es un regalo, es un préstamo. Se nos ha querido vender que es una gran concesión de la República de Venezuela a la Republica Dominicana. Que con los actuales precios del barril de petróleo seria imposible para la Republica Dominicana pagar la factura. ¿Pero saben que? Cuando usted va a la estación de expendio de combustible y paga 1000 pesos de gasolina usted está pagando lo que esa gasolina vale, así que técnicamente el país si puede pagar su factura petrolera.

No solo paga usted lo que vale la gasolina sino que paga usted también un impuesto tan alto que hace que la gasolina en la Republica Dominicana sea una de las mas caras del mundo. Es decir, no solo paga usted suficiente para que el gobierno pueda pagar la factura petrolera, también la paga al gobierno una cantidad enorme de impuestos para que el gobierno haga lo que le plazca con el (Que el cuento de la deuda externa tampoco nos lo creemos)

De esa cantidad que usted paga (fuera de lo que corresponde a los impuestos) el gobierno, en vez de pagar la factura completa (como la pagó usted en la bomba de gasolina) el gobierno de Venezuela le permite al gobierno Dominicano financiar una parte. Esa parte, según el acuerdo, seria utilizada para obras productivas. Eso no ha pasado. En vez de eso, el gobierno lo ha estado utilizando para financiar subsidios.

Es como si usted tomara dinero prestado al banco para comer y beber. Por regla general, es una mala política tomar prestado para consumir.

Ya Venezuela se convirtió en nuestro principal acreedor y eso en menos de cuatro años. Las proyecciones de deuda son aterradoras, especialmente si se mantienen los altos precios de los hidrocarburos. Ya sabemos que el gobierno de Leonel Fernández es irresponsable e imprudente con el manejo de esa deuda, al punto de haber anunciado ya que va a incrementar el ritmo de endeudamiento.

Petro Caribe no significa precios de combustibles más bajos para los usuarios. No es ningún regalo. No se está utilizando para obras productivas. No se está usando para educación. No se está utilizando para salud pública. No se está utilizando para la construcción de infraestructura. Es una deuda enorme que se esta acumulando por concepto de una factura petrolera que los dominicanos pagamos completita y al contado todos los días en las estaciones de expendio de combustibles.

¿En que nos beneficia Petro-Caribe?