Hemos preparado una breve explicación de la crisis inmobiliaria que actualmente azota a los Estados Unidos para aquellos interesados.

Estados Unidos vive una de las mayores crisis económicas de su historia. La Reserva Federal (equivalente a nuestro Banco Central) ya ha tenido que hacer algunos de los rescates más grandes de la historia. (Entre los casos mas recientes podemos mencionar la compra de Bear Stearns por Merryl Lynch, financiada por la Reserva Federal y los salvamentos de Fanny Mae e Indymac Bank)

La economía americana se vio en un momento en el que las tasas de interés bajaron mucho y por tanto un gran cantidad de personas se endeudo. El sector inmobiliario estaba teniendo un crecimiento desmedido y entre las cosas que se hicieron para mantener esos niveles de crecimiento estuvo una elevada cantidad de prestamos de alto riesgo (“Sub prime”)

Estos prestamos a personas sub-calificadas no comportaron un gran problema mientras las tasas se mantenían bajas (Esas personas recibían tasas mas altas pero dentro de un mercado en el que las tasas estaban muy bajas aun esas tasas eran aceptables)

A pesar de que en la economía norteamericana existen las tasas de interés fijo, existe una motivación para que los compradores se involucren en préstamos (hipotecas) de tasa variable: ofrecerlas considerablemente más bajas que las fijas.

Es así como una gran cantidad de personas se vio involucrada en tasas de interés muy bajas pero variables. Cuando el gobierno, por razones que no vienen al caso, elevó las tasas de interés entonces esas personas se hicieron incapaces de pagar esas hipotecas. Como el negocio de los bancos no es tener propiedades que generan gastos, sino mas bien tener hipotecas que generan pagos, cuando la cantidad de personas que iban perdiendo sus propiedades paso de ciertos limites, los bancos hipotecarios de fueron descapitalizando y es así como vemos a muchos de ellos ahora quebrando.

Lo demás es la espiral degenerativa de un mercado corrigiendo sus propias distorsiones.