Recientemente se han venido haciendo análisis económicos sobre la subida brusca en las tasas de interés y las consecuencias que esto podría tener en la economía y en la población general.

Los temas económicos no siempre son fáciles de entender así que tratare de explicar en términos sencillos de que se trata la crisis que tenemos en ciernes y que consecuencias pueden tener.

En la Republica Dominicana el Banco Central viene aplicando una política de recoger el circulante, para, como principal objetivo, mantener controlada la prima del dólar (dicho sea de paso, al día de hoy el Banco Central ha gastado en los seis meses que van de año alrededor de un 25% de las reservas en dólares para proteger esa tasa de cambio. Unos 500 millones de dólares)

Esa política se ve principalmente en la agresiva política de los certificados de depósitos del Banco Central. (El Banco Central que no genera ningún negocio y que paga los intereses con nuevos certificados. Para los interesados, busquen “Juego Ponzi”)

Al crecer la cantidad de dinero en certificados de depósitos (el stock de certificados) el Banco Central se vio obligado a bajar las tasas, porque de no hacerlo los pagos de intereses por todo ese dinero se habrían hecho imposibles. (Ese es el llamado déficit “cuasi fiscal”, el pago que hay que hacer periódicamente de intereses)

Por esto las tasas de interés tenían varios años a unos niveles extraordinariamente bajos. Por otro lado los bancos vieron limitadas sus inversiones por nuevas reglas prudenciales. Como consecuencia la inversión de los bancos se volcó al consumo. De ahí el crecimiento vertiginoso de los prestamos para casas y vehículos.

Durante la campaña electoral toda la economía, que ya estaba en una situación delicada, se “desguañango” (En términos de Bernardo Vega, sindicado como cercano al gobierno) se gastó una cantidad de dinero que la economía, honestamente, no soportaba. Se crearon todo tipo de subsidios y a pesar de lo mucho que dijimos que eso no podía sostenerse en el tiempo, la mayoría de la población no entendió eso, sobre todo la clase media, que apoyó a Leonel de forma decidida.

Ahora se hace necesario recoger toda esa liquidez que se generó en la economía o dejar que la economía explote (Ya en el mes pasado tuvimos una inflación desproporcionada de un 2.63%, aún con los números que muchos entienden manipulados del Banco Central, muy alta)

Este grafico muestra el movimiento de las tasas de interés en un instrumento a modo de ejemplo, en lo que va de año.

Una de las primeras medidas, por tanto, fue el aumento de las tasas de interés. Como en la economía dominicana no hay tasas de interés fijo, esto afecta a todos los que tienen financiamientos.

Algunas preguntas comunes ahora son: ¿Qué significa esto para la clase media, principal involucrada en la mayor parte de los financiamientos de casas y carros? ¿Qué va a significar para la clase media este aumento desproporcionado en las tasas? ¿Quién traduce?

Lo que eso va a significar para la clase media es que aquellos que se beneficiaron de bajas tasas de interés verán incrementos (en los prestamos promedios) de entre 5%-15% en las tasas de interés. Muchos se beneficiaron de condiciones de feria, en las cuales se permitía que la hipoteca fuera hasta un 33% del ingreso y tasas de interés de hasta 10%. Esas personas verán aumentos entre los 2,000-15,000 pesos en sus préstamos hipotecarios y algo menos en los préstamos de vehículos.

Significa que si usted se beneficio de una baja tasa y estaba haciendo un gran esfuerzo para manejar las cosas con los préstamos de la casa y el carro pronto tendrá que hacer una elección muy dura: Perder la casa o el carro y dañar el crédito de todas formas. (Esto último no es opcional)

La clase media que no se levanto a protestar por la economía cuando se estaba llevando al abismo debe ahora pagar las consecuencias de su indolencia…