Primero que nada quiero felicitar a aquellos que votaron por el PLD y que se sienten alegres por la victoria de su partido. Nuestro presidente no se merece nuestra felicitación, porque no ganó en buena lid.

Algunos preguntan, ¿Y ahora que? Pues ahora a trabajar en seguir creando conciencia sobre las cosas malas que se están haciendo. No hay tregua. No puede haberla, porque este gobierno ya tiene 4 años, no es un gobierno nuevo. Lo que tiene que hacer, tiene que hacerlo ya.

Leí un comentario que me hizo pensar en las razones por las que perdimos. Esa persona decía que los “perredeistas nos intentaron convencer de una crisis que no existía”. Eso es lo que debemos combatir. La ignorancia, los comentarios basados en slogans.

Ese amigo parece que no sabe que el barril de petróleo esta por encima de 120 dólares y que hay una crisis alimentaría mundial. Según el esa es una “crisis que el PPH quería hacernos creer”

A los amigos y compañeros perredeistas tengo esto para decirles. Yo, personalmente, al igual que muchos de ustedes, hice todo lo que estuvo en mis manos. Dedique muchas horas a hacer el trabajo de dar a conocer las cosas, discutir los temas e inclusive fui a dos marchas. (Por primera vez que mi vida. Había jurado que no me verían en algo así) Yo participe activamente en el proceso. No me queda nada de que lamentarme. La única batalla que se pierde es aquella a la que no se le dedica lo mejor de uno. Por eso no se sientan mal, nuestra lucha era contra un gigante. Nos llevaban 10:1 en publicidad externa y 7:1 en publicidad escrita, y aun así sacamos 40.4%.

Ninguna encuesta nos dio esos números. Algunas nos dieron 30% a dos meses de las elecciones. Nos unimos y nos encontramos con nuestra gente. ¡EL PRD de nuevo representa a la gente! ¡Eso es un gran logro!

Finalmente, el PRD es el único partido que puede, en conciencia, decir que progresó. EL PLD, a pesar de su campaña avasallante y abusiva, bajo de un 57% a un 53%. Una baja de más de 7%. En términos de votos solo subieron un 6%, lo cual es crecimiento vegetativo. El PRD, sin embargo subió cerca de un 10% en términos porcentuales y alrededor de un 26% en términos de votos.

De hecho, el PRD recibió el 92% de los votos nuevos en estas elecciones. En el 2004 votaron 3,613,700 mientras que en el 2008 votaron 4,086,541. La diferencia (votos nuevos) es de 472,841. El PRD recibió 438,138 de esos votos, mientras subía de un 33% a un 41%.

Todo eso a pesar de todo lo que se hizo en esta campaña. Por eso, todos aquellos que votaron en contra del gobierno, no se sientan mal. Primero porque hicimos lo que pudimos y segundo, porque se va a probar un viejo dicho:

“Los pueblos tienen los gobiernos que se merecen”…