En los últimos meses se han estado haciendo muchas conjeturas en cuanto a lo que sucederá el día 16 de mayo, las elecciones han sido por un buen tiempo y probablemente seguirán siendo el tema de mayor relevancia. Pero que va a pasar después de las elecciones? Sin importar quien resulte victorioso en las próximas elecciones, la vida continua, las reglas económicas seguiran como si nada.

Entonces, como va, sea quien sea que gane, a cubrir el faltante que habrá de fondos para las necesidades nacionales, por el abuso que ha habido durante la campaña? Ese dinero hay que buscarlo y lo tendremos que pagar los que menos tenemos. Cuando se acabe el subsidio a los supermercados, al pan, al gasoil de los transportistas, a las zonas francas, a la leche, a los de la tarjeta vamo a’rriba, los estudiantes de las tarjetas y que lo que sea que hicieron para bajar el pollo y los huevos termine, que va a pasar?

Nos hemos visto involucrados en una vorágine de tal magnitud que estamos en un estado de trance que no nos permite ver que vamos camino a un precipicio al que no se le ve el fondo.

El 17, cuando pase el sueño…que Dios nos coja confesados…ojala el sueño no termine en pesadilla…